El rol del Salvador: La ayuda que no ayuda

El rol de Salvador: La ayuda que no ayuda

 

 

¬ŅSientes que das m√°s de lo que recibes? ¬ŅLos problemas de otros acaban siendo tus problemas? ¬ŅTe encuentras a menudo accesible y dispuesto a ayudar?

 

Si te has sentido identificado tal vez estés ejecutando el rol de Salvador o Salvadora. Podríamos decir que son aquellas personas que continuamente se encuentran ayudando a los demás, ya sea porque se lo piden o incluso sin pedírselo, están preparados, listos para pasar a la acción y ayudar.

Es curioso como una persona que conoc√≠, todo su mapa de vida giraba en torno al rol de SALVADOR. En su familia era la persona que siempre estaba ah√≠ para ayudar. En el trabajo si se necesitaba alg√ļn tipo de ayuda, ah√≠ estaba. Sus estudios tambi√©n iban orientados a la ayuda de personas. Se rodeaba de amistades con situaciones conflictivas¬†o incluso de cierto sufrimiento¬†en las que poder ayudar. Incluso a nivel sentimental se sent√≠a atra√≠do por parejas que requer√≠an alg√ļn tipo de ayuda. Una preocupaci√≥n constante por las necesidades y sentimientos de los dem√°s.¬† Con una gran habilidad para detectar personas compatibles con ellos, es decir, que hagan el rol complementario de¬†V√ćCTIMA¬†y que √©stos acepten la poderosa resoluci√≥n de su SALVADOR.¬†Podr√≠amos decir claramente, que¬†su¬†energ√≠a de vida es¬†por y para los dem√°s.

Este tipo de personas tratan de hacerlo con toda su buena voluntad e interés por los demás, pero no se dan cuenta de lo que se esconde: La ayuda que no ayuda:

Para empezar lo m√°s importante en mi opini√≥n es que¬†se establece una relaci√≥n de desigualdad¬†con la v√≠ctima. Es como decir: ‚Äúyo estoy aqu√≠ arriba,¬†t√ļ¬†est√°s ah√≠ abajo‚ÄĚ, ‚ÄúT√ļ¬†no puedes hacerlo, yo s√≠ puedo y te ayudo‚ÄĚ ‚ÄúT√ļ¬†no sabes hacerlo, yo s√≠ s√© y te ayudo‚ÄĚ. Aunque no lo parezca hay un cierto deseo de control sobre¬†el¬†otro.

Poseen gran dificultad en pedir ellos mismos ayuda.

Dir√≠a que dif√≠cilmente se lo permiten, es tanto como decir ‚Äúsi yo soy el que ayudo, c√≥mo voy a pedir ayuda‚ÄĚ. Este es un recurso que deber√≠an aprender y permitirse.

Fomenta las relaciones dependientes.

Si tu ayuda pasa por hacer los deberes a tu hijo para evitar que saque malas notas, conseguirás por un lado que se vuelva más inseguro, que se acostumbre a tu ayuda y que ambos entréis en un bucle de: te ayudo-me dejo ayudar. Y por supuesto, conseguirás que no se esfuerce en hacer las cosas por sí mismo, que no desarrolle la confianza en sus propios recursos personales.

De alg√ļn modo est√°s reforzando el rol de¬†v√≠ctima y al final,¬†ni el salvador, ni la v√≠ctima, se ocupan de sus propias necesidades.

Su autoestima¬†est√° vinculada al n√ļmero de cosas que hace por los¬†dem√°s.

El refuerzo de sentirse √ļtil, el agradecimiento como recompensa les motiva a seguir haciendo m√°s y m√°s.¬†Un deseo incesante de ser necesitado.

Lo que busca en los demás es un reflejo de lo que no es capaz de hacer en sí mismo.

Las personas que tenemos a nuestro alrededor nos muestran lo que no queremos ver en nosotros. Su VICTIMA complementaria, es¬†f√°cil¬†que se mueva con un ‚Äúno puedo‚ÄĚ ‚Äúno¬†s√©¬†c√≥mo¬†hacer‚ÄĚ …¬†algo que olfatea el SALVADOR de inmediato y se pega para ofrecer su ayuda. Me result√≥ curioso cuando un¬†d√≠a esta¬†persona me¬†coment√≥ ‚ÄúNo entiendo porque las personas no salen de esa situaci√≥n, no buscan recursos para salir de ah√≠‚ÄĚ. Al cabo de un rato de conversaci√≥n acab√≥ dici√©ndome que ‚Äúme gustar√≠a¬†cambiar,¬†pero no s√© c√≥mo¬†salir de ah√≠‚ÄĚ ¬Ņtal vez es esta persona, quien no tiene esos recursos?

¬ŅC√≥mo ser√≠a la vida de esta persona sin ejercer el rol de Salvador?

Poneros¬†por un instante en situaci√≥n¬† ¬ŅQu√© emoci√≥n¬†cre√©is¬†que podr√≠a aparecer? Para mi¬†indudablemente,¬†por un lado, el¬†miedo¬†ante lo desconocido, ¬Ņc√≥mo ser√° su vida ahora sin ofrecer tanta ayuda?¬†Por otro¬†lado,¬†la¬†tristeza, como p√©rdida de su identidad y val√≠a personal como SALVADOR.

En ocasiones me he encontrado con personas que tapan estas emociones. Detr√°s toda esa necesidad de ayudar a los dem√°s de forma tan indiscriminada, detr√°s de una alegr√≠a desmesurada puede encontrarse oculta una tristeza en la que no se permiten entrar, quiz√°s por un vac√≠o que sienten en s√≠ mismas, tal vez por carencias afectivas en su infancia, alg√ļn rechazo,¬†falta de valorizaci√≥n o atenci√≥n, necesidad de aprobaci√≥n o de ser escuchado,¬†etc. Al no indagar y conectar con su interior, dif√≠cilmente van a poder solventarlo y la forma que encuentran de llenar o tapar ese dolor es con la ayuda hacia los dem√°s. Vendr√≠a a ser como:

yo ayudo a los dem√°s para sentirme bien, porque soy incapaz de ayudarme a mi mismo.

Cuando pregunté a esta persona qué era lo que más anhelaba en su vida, lo que más echaba en falta, me dijo que le gustaría conocer a una persona con la que compartir su vida. En ese momento vino a la cabeza que, si conocía a alguien, fácil que lo hiciera desde esa carencia, desde esa necesidad. Esto podría llevar a establecer como hemos dicho una relación de desigualdad. Funcionaría siempre que ambos mantuviesen sus papeles de SALVADOR-VICTIMA. Pero en el momento en que la víctima dejase de serlo la relación entraría en conflicto. La anterior víctima estaría viendo al salvador como una amenaza para su propia autoestima y el salvador se sentiría carente de sentido sin tener a quien ayudar.

¬ŅQu√© puedes hacer para salir de ese rol de SALVADOR?

‚ÄĘ Aprende a pedir ayuda,

‚ÄĘ Acostumbra a las personas que sueles ofrecer ayuda a¬†que,¬†si requieren de ti, que te lo pidan. Es tanto como decirles ‚Äúsi me necesitas aqu√≠ estoy‚ÄĚ. Si les resulta¬†complicado¬†ped√≠rtelo,¬†ah√≠¬†s√≠¬†que puedes ayudarle. Le estar√°s dando los recursos que necesitan para empoderarse.¬†Esta¬†acci√≥n no ser√° posible si antes no eres capaz de hacerlo¬†t√ļ. Veremos en¬†pr√≥ximos posts¬†c√≥mo hacer peticiones de ayuda.

‚ÄĘ Aprende a decir que NO. Ya has visto que eres como un¬†im√°n¬†para atraer en tu vida situaciones en las que te pidan ayuda, pero no siempre haces bien en darla, en ocasiones requerir√° que por el bien de la otra persona digas que NO. Con asertividad y respeto pon freno a¬†esas situaciones.

‚ÄĘ Perm√≠tete entrar en las emociones, sobre todo en la tristeza. Un estado de recogimiento e introspecci√≥n para descubrir que¬†creencias te llevan a ayudar, posibles carencias o¬†vac√≠os¬†que necesitas cubrir y s√©¬†tu¬†misma la primero en¬†d√°rtelo…

‚ÄĘ Te puede ayudar el realizar¬†alg√ļn¬†tipo de meditaci√≥n para decir a tu ni√Īo interior todo aquello que anhelas te hubieran dicho tus padres, maestros, hermanos, amigos.¬†Pract√≠calo¬†cada d√≠a durante un mes completo.

‚ÄĘ No siempre tienes que ayudar.¬†Eval√ļa¬†en cada situaci√≥n en la que te sientas¬†atra√≠do¬†por ayudar todo esto que hemos comentado. No hagas por los dem√°s lo que ellos pueden hacer.

‚ÄĘ En caso de que te pidan ayuda, trata de frenar ese impulso que te arrastra a decir SI de inmediato.¬†C√°mbialo por un ‚Äúd√©jame¬†que lo piense‚ÄĚ, ‚Äúahora no puedo darte una respuesta, luego te¬†digo‚ÄĚ …¬†una frase que te d√© un cierto margen para hacer la evaluaci√≥n oportuna.

‚ÄĘ Disfrutar de la vida con peque√Īas cosas que te gusten, ir al cine, estar con amigos lejos de un inter√©s por ayudar. Vas a soltar¬†ciertas¬†conductas que¬†podr√≠amos¬†etiquetar de ‚Äút√≥xicas‚ÄĚ y vamos a ir¬†cambi√°ndolas¬†con otras m√°s saludables.

‚ÄĘ Utiliza tu rol de poder para empoderar a los dem√°s. Ellos tambi√©n son fuertes, inteligentes y capaces.

‚ÄĘ Perm√≠tete¬†recibir de los dem√°s. Estar√°s acostumbrado a dar y¬†quiz√°s¬†eso de recibir no forme parte de tus esquemas, as√≠ que haz un cambio y disfruta cuando otros son los que te ayudan a ti.

‚ÄĘ Reconoce cada paso que des en este cambio.

 

¡Cuidado! Esto no implica que dejes de ayudar a personas que no pueden valerse por sí mismas, un accidente, una enfermedad, o que dejes de ayudar en general. Simplemente es una reflexión para que

analices desde el lugar en que est√°s ofreciendo esta ayuda y empieces a hacerlo desde un lugar que te aporte a ti y a los dem√°s un mayor desarrollo personal.

¬ŅQue te ha parecido? ¬ŅTe has sentido identificada? D√©jame tu opini√≥n, estar√© encantada de leerte. Tambi√©n puedes compartirlo en las redes para que les sirva a otras personas. GRACIAS !!

No Comments

Deja un comentario